Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información pulsando a continuación Politica de Cookies

EL MEJOR TRATAMIENTO PARA LA PISCINA

person Publicado por: PiscinasGallegas Web list En: Piscinas Gallegas En: comment Comentario: 0 favorite Golpear: 539

El agua de la piscina debe tratarse físicamente y químicamente.

Tratamiento físico del agua:El tratamiento físico es realizado con el filtrado periódico de la piscina y con la limpieza manual (retiro de hojas y aspirado de fondo).Tratamiento químico del agua:

Sirve para poder mantener el agua en las mejores prestaciones, tanto el control de PH como de desinfección.

EL MEJOR TRATAMIENTO PARA TU PISCINA DEPENDE DE TUS NECESIDADES

 

El agua de la piscina debe tratarse físicamente y químicamente.

Tratamiento físico del agua:

El tratamiento físico es realizado con el filtrado periódico de la piscina y con la limpieza manual (retiro de hojas y aspirado de fondo)

Es el método de eliminar del agua cualquier impureza que normalmente son aportadas por el viento, bañistas y en alguna ocasión suelen aparecer espontáneamente en el agua, como por ejemplo las algas. Nos referimos en general de retirar toda partícula existente en el agua como polvo, cabellos, restos vegetales, células muertas de piel, productos cosméticos varios, etc.

Es muy importante el tratamiento físico, porque en caso de no hacerse o bien realizarlo inadecuadamente la piscina tenderá ha tener varios problemas de equilibrio de calidad y el agua se estropeará con rapidez.

Se debe entender que el problema de contaminación del agua por vía física es inevitable y acumulativo desde el momento en que se suministra el agua en al piscina. Cada día, con o sin su uso, la piscina se verá afectada por el movimiento del aire estando al exterior; insectos, aves, y sobre todo las personas. Llegando al punto de culminación, en que su única solución es su vaciado.

El aspirado debe realizarse 1 vez por semana por lo menos. El filtrado programado debe realizarse diariamente por un periodo de 8hs en época veraniega.

Tratamiento químico del agua:

Sirve para poder mantener el agua en las mejores prestaciones, tanto el control de PH como de desinfección.

  • Es  importante controlar el pH del agua?

La calidad del agua depende siempre del valor del PH, es el indicador que marca el grado de acidez del agua.

Si el PH de la piscina no esta bien regulado por cloro o cualquier otro sistema de desinfección del agua, entonces no actuara.

Valores normales del PH ?

Sus valores están comprendidos entre 0 y 14.

Los valores inferiores a 7 (entre 0 y 7) corresponden a los grados ácidos.

Los valores superiores a 7 (entre 7 y 14) corresponden a los grados básicos.

El 7 es el grado neutro.

El valor ideal del pH para que el cloro pueda actuar eficazmente como bactericida está comprendido entre 7.2 y 7.6. Se pueden conseguir estos valores, añadiendo al agua productos reguladores de PH.

Cuando el pH está bajo 7.2 el agua se vuelve corrosiva y produce irritaciones en los ojos y en las mucosas nasales, pudiendo incluso llegar a destruir las partes metálicas del sistema de filtración.

Cuando el pH está sobre 7.6 el ácido disuelto en el agua se precipita de manera visible, enturbiando al agua y dándole un aspecto lechoso. Si no se estabiliza pronto, seguirá subiendo y además podría obstruir el filtro y precipitarse sobre las paredes y accesorios de la piscina.

  • Qué acción realizan los desinfectactes en el agua?

Su función es destruir una serie de microorganismos que siguen presentes en el agua incluso después del filtrado.

 


TIPOS DE TRATAMIENTO

 

Tratamiento de Cloro

El cloro se comercializa en diferentes presentaciones: líquido, granulado o en pastillas. El cloro líquido o hipoclorito de sodio, viene generalmente en una concentración del 10% y es el más económico. Es el más inestable en su composición, por lo que no deben comprarse grandes cantidades ya que pierde efectividad con el tiempo.Puede ser usado de manera regular o como cloración de choque. El cloro granulado o dicloro sódico, es muy estable por lo que puede almacenarse sin problemas. Tiene alrededor del 60% de cloro disponible y puede utilizarse regularmente o como cloración de choque ya que se disuelve rápidamente y no enturbia el agua. Se diluye en un balde con agua previo al vertido en la piscina. Tanto en el caso del dicloro como del cloro líquido la aplicación es diaria ya que el cloro una vez en el agua se degrada rápidamente con el sol. También se deben tomar precauciones con la manipulación, ya que mancha la ropa en caso de contacto. Como regla general se debe clorar la piscina después de caído el sol, cuando ya no haya gente bañándose y con la bomba en funcionamiento para lograr una rápida distribución. Otra presentación es el tricloro, generalmente en pastillas de 200gr, con un 90% de cloro disponible, que son de disolución lenta, y deben reponerse semanalmente.  También son muy estables por lo que pueden almacenarse por mucho tiempo. Las pastillas pueden ser de tricloro solamente o las denominadas “triple acción” que incorporan alguicida y decantador. Las pastillas deben colocarse en un flotador plástico especial o en un clorador en línea. Nunca deben arrojarse directamente al fondo de la piscina, especialmente en piscinas pintadas ya que “queman” la pintura o en piscinas de liner ya que  dejan manchas blancas.Esta opción se ha popularizado mucho últimamente, por su comodidad y por que han bajado notablemente los precios que la ponen a la par del cloro liquido.

Tratamiento de Oxigeno activo

El OXÍGENO ACTIVO lleva más de dos décadas utilizándose con éxito como tratamiento alternativo al cloro tradicional en piscinas particulares, y al igual que éste se elabora en estado sólido (granulado o tabletas) para una dosificación manual, y en estado líquido para una dosificación automática mediante el equipo apropiado. El principio de la eficacia de este tratamiento es la potente oxidación de la materia orgánica disuelta en el agua de la piscina (incluidos naturalmente los microorganismos patógenos). Todos los métodos de OXÍGENO ACTIVO se basan en una combinación de dos componentes que se complementan y potencian entre sí: COMPONENTE 1 para la desinfección del agua y COMPONENTE 2 para la activación del componente 1 y la prevención altialgas. Es fundamental utilizar ambos componentes de forma simultánea, ya que sólo así se consigue el efecto sinérgico deseado y que la desinfección del agua sea muy similar a la producida por el cloro. Para completar el tratamiento existen productos específicos, como el peróxido de hidrógeno, que se utiliza para realizar desinfecciónes de choque cuando es preciso (por cada litro de peróxido dosificado se liberan hasta 400 litros de oxígeno en el agua de la piscina).El tratamiento con OXÍGENO ACTIVO está muy indicado en piscinas cubiertas (donde los vapores y olores del cloro dentro del recinto pueden resultar insoportables); en piscinas de las que habitualmente hace uso "publico" infantil; cuando alguno de los bañistas asiduos sufre algún tipo de intolerancia a los tratamientos tradicionales con cloro; o en general cuando se quieren evitar los inconvenientes del cloro.

VENTAJAS DEL TRATAMIENTO DEL AGUA DE BAÑO CON OXÍGENO ACTIVO

La desinfección del agua de la piscina mediante el OXÍGENO ACTIVO, en combinación con una regulación ;precisa del pH, proporciona un agua especialmente suave y natural, y una experiencia durante el baño muy agradable. Los bañistas pueden disfrutar de un baño prolongado, incluso manteniendo los los ojos abiertos durante las inmersiones, sin el temor a sufrir los temidos efectos del cloro: el agua no irrita los ojos ni las mucosas; no reseca la piel ni el cabello; no desprende el característico y en ocasiones desabradable olor a cloro; no tiene sabor; no decolora los tejidos de las prendas de baño...

Una de las ventajas más importantes del OXÍGENO ACTIVO es su absoluta compatibilidad con otros tratamientos de desinfección del agua, como el cloro o el bromo. Esto permite cambiar de un tratamiento a otro en cualquier momento, por ejemplo durante los periódos vacacionales en los que no va a ser usada la piscina (el tratamiento de la piscina con cloro es más barato que con oxígeno), sin necesidad de renovar el agua o esperar durante un tiempo demasiado prolongado para que desaparezca el producto anterior.

CONSIDERACIONES A TENER EN CUENTA CON EL OXÍGENO ACTIVO

A pesar de la extraordinaria calidad del agua que se obtiene con este método de tratamiento químico, el OXÍGENO ACTIVO  es un producto hoy por hoy considerablemente más caro que el cloro. Mantener una piscina con este tratamiento puede representar un incremento de entre un 50% y un 100% en los costes de mantenimiento, frente a un tratamiento convencional con cloro. La temperatura del agua tiene una influencia determinante en la cantidad de OXÍGENO  necesaria para garantizar la desinfección. Con una temperatura sostenida de 24-25 ºC, el consumo y en consecuencia el coste de mantenimiento ya es notable. Cuando la temperatura del agua alcanza los 26-27 ºC el consumo de OXÍGENO ACTIVO en la piscina puede llegar a duplicarse. Por encima de 27 ºC de temperatura del agua, mantener la piscina con OXÍGENO ACTIVOempieza a ser una tarea muy complicada y puede representar un gasto insostenible.

Además el OXÍGENO ACTIVO es un producto muy volátil y su capacidad de desinfección es ligeramente inferior al cloro o al bromo. Esta característica hace que no sea un tratamiento adecuado para aquellas piscinas que habitualmente tienen problemas con métodos de desinfección tradicional, bien porque el sistema de filtración no ofrece un buen rendimiento (equipos viejos y deteriorados, mal instalados o infradimensionados), bien porque soportan una fuerte y frecuente afluencia de bañistas.

Tratamiento de Bromo

El Bromo es un halógeno, y un potente oxidante ideal para desinfectar el agua de la piscina con la misma eficacia que el cloro.Los tratamientos con Bromo son específicamente diseñados para piscinas cubiertas, climatizadas o Spas, puesto que se trata de un tratamiento limpio; que no produce irritación en los ojos ni olores desagradables, muy molestos y dañinoes en estos ambientes.

Principales Ventajas de los tratamientos con Bromo:

Gran poder oxidante.

Gran tolerancia al ph (hasta 9).

Su efectividad no se ve reducida con la presencia de compuestos nitrogenados.

Disminuye la irritación de ojos y mucosas.

No produce olores desagradables.

Menos corrosivo que el cloro (menos vorátil, especialmente a altas temperaturas).

Fácil mantenimiento.

Autonomía.

 

Tratamiento de Biguanida

La biguanida es un esterilizador sin cloro para piscinas y spas. (Puede conocer la biguanida con distintas marcas, como esterilizador sin cloro para piscinas BAQUACIL® y Algistat, esterilizador BaquaSpa™, bactericida SoftSwim™, esterilizador para piscinas PolyClear® MaxiPolish y Algistat, o bien esterilizador para piscinas Revacil®).* La biguanida es un popular sustituto para el bromo y el cloro. El sistema de la biguanida tiene tres partes. La biguanida sola únicamente es un efectivo esterilizador contra las bacterias. También es necesario aplicar semanalmente algicidas y tratamientos de choque. Los sistemas de biguanida usan peróxido de hidrógeno como un elemento químico de choque; siga las instrucciones de su proveedor o fabricante. Debe mantener el nivel de biguanida de su piscina o spa dentro del rango recomendado de 30 a 50 ppm (mg/L). Asegúrese de realizar tratamientos de choque y usar algicidas de forma rutinaria.

Tratamiento de Electrolisis salina

La demanda de sistemas de ELECTRÓLISIS SALINA, en su aplicación para el tratamiento del agua de las piscinas, ha experimentado durante los últimos años un notable incremento por parte de los propietarios de piscinas familiares. Cada vez son más las piscinas que tienen instalado uno de estos equipos, cuyo principio de funcionamiento se basa en la transformación de una pequeña cantidad de sal disuelta en el agua, en cloro orgánico destinado a la desinfección. Probablemente las razones de este éxito se encuentren en la magnificación de las cualidades del sistema por parte de algunos fabricantes o instaladores, que no han sentido pudor a la hora de vender el producto como la panacea que nos permite despreocuparnos del tratamiento químico de nuestra piscina. Con tales expectativas no sorprende que un número importante de propietarios que han instalado un ELECTROCLORADOR en su piscina, hayan experimentado una gran frustración y se sientan decepcionados. Sin embargo el sistema de ELECTRÓLISIS SALINA puede proporcionar unos resultados extraordinarios si se conocen a la perfección sus prestaciones, sus necesidades y sus limitaciones.

PRINCIPIO DE FUNCIONAMIENTO DE LA ELECTRÓLISIS

El agua de la piscina debe estar ligeramente salada (basta una concentración, apenas perceptible, de 4-5 g de sal por litro de agua). Cuando el agua pasa por una célula donde circula una corriente de baja intensidad, la sal disuelta se trasforma automáticamente en cloro orgánico activo, un desinfectante eficaz que elimina bacterias, virus, hongos... De este modo, gracias al equipo de electrólisis, producimos el cloro indispensable para desinfectar la piscina. Una vez el cloro ha realizado su función de desinfección, vuelve a convertirse en sal cerrando así el ciclo. Por lo tanto, el sistema NO CONSUME SAL  (aunque cada vez que rellenamos la piscina con agua de red, por ejemplo tras hacer un lavado del filtro, se reduce la concentración de sal, por lo que períodicamente es ;necesario ;reponer la cantidad necesaria de mineral). Para que el sistema de ELECTRÓLISIS SALINA sea eficaz, además de estar bien dimensionado para el volumen de agua que ha de tratar (la capacidad de los electrocloradores se mide en gramos de cloro producido por hora), es muy importante el tiempo durante el cual el equipo estará en funcionamiento en combinación con el motor de filtración. Existe una norma que habría que seguir siempre, que establece que el Tiempo de funcionamiento (horas/día) = Temperatura del agua/2 (Temperatura del agua = 24 ºC / Tiempo de filtración = 12 horas/día).

VENTAJAS DEL SISTEMA DE ELECTRÓLISIS SALINA

 

El principal beneficio que nos aporta el sistema de ELECTRÓLISIS es la auto-producción del cloro necesario para garantizar la desinfección del agua de la piscina. La acción sanitaria del cloro producido por el sistema (cloro orgánico) es más natural y mucho más eficaz que la obtenida mediante los tratamientos tradicionales. El cloro es generado constantemente en la tubería de impulsión o retorno del circuito de depuración, donde su concentración alcanza valores muy elevados. Esta alta concentración es capaz de eliminar contaminantes que, de otra forma, no serían neutralizados por el cloro residual del vaso de la piscina. Además, el agua, al atravesar la célula es sometida a un fuerte campo eléctrico capaz de oxidar y destruir contaminantes como las cloraminas y los restos de lociones corporales. Esto sólo es posible con un clorador de sal. De esta forma, se obtiene un doble y más potente efecto desinfectante. La existencia de una pequeña concentración de sal, similar a la lágrima del ojo humano, no produce ninguna irritación ocular o dermatológica. Al contrario, actúa como un antiséptico natural en la piel de los bañistas, que además dificulta la formación de bacterias y algas. El sistema elimina ambién las cloraminas asociadas con los sistemas de cloración tradicionales, que son responsables de la irritación de la piel, las mucosas y los ojos, y de ese característico y desagradable olor químico del agua.

CONSIDERACIONES A TENER EN CUENTA ANTES DE INSTALAR UN ELECTROCLORADOR

El sistema de ELECTRÓLISIS SALINA no consigue suprimir totalmente la necesidad de productos de tratamiento químico que exige nuestra piscina. El electroclorador fabrica el cloro responsable de la desinfección (que no es poco). Sin embargo, el agua de la piscina no solo necesita cloro. La mayoría de propietarios de una piscina familiar que se encargan personalmente del mantenimiento lo hacen utilizando como base del tratamiento un producto multiacción. Es decir, un producto cuyas tres funciones básicas son: la desinfección, la prevención algicida y la floculación. Esto significa que aunque instalemos un electroclorador en nuestra piscina, debemos seguir utilizando regularmente un buen algicida para prevenir la aparición de algas y es muy recomendable emplear también un floculante de disolución lenta para disfrutar de un agua cristalina. Por otro lado cualquiera que haya "peleado" con una piscina conoce la trascendencia que tiene el pH del agua en la eficacia de los productos de tratamiento (cloro, algicida, floculante...). El cloro puede perder hasta un 80% de capacidad de desinfección cuando el pH del agua está mal regulado. Pues bien, durante el proceso de electrólisis de sal es absolutamente normal que el pH del agua se descompense (sube con mucha facilidad), por lo que es fundamental realizar análisis de forma períodica (al menos una vez por semana) y ajustarlo con el producto apropiado cuando sea preciso (lo cual sucederá con relativa frecuencia). Si queremos evitar esta subordinación ", lo ideal sería instalar, junto con el equipo de electrólisis, un sistema auxiliar para la regulación automática del pH del agua. De hecho casi todos los modelos de electroclorador de gama media-alta ya incorporan de serie un módulo para desempeñar esta función.

Tratamiento de Hidrólisis

La hidrólisis del agua se produce cuando una corriente eléctrica se dirige del cátodo (+) hacia el ánodo (-) de una cámara de reacción. Aquí, el agua actúa como un conductor eléctrico fluido. Estas condiciones específicas permiten la producción de iones hidroxilos (OH-) . Estos últimos poseen un potencial de oxidación elevado (índice ORP - Oxidation Reduction Potential ó potencial de reducción-oxidación).Un tratamiento eficaz del agua exige una producción de iones hidroxilos (OH-) regulados constantemente. Esta regulación debe ser independiente de la calidad y del tipo de agua. Si no se cumplen estas condiciones básicas, la formación de los iones hidroxilos deseados no será suficiente y la desinfección perderá buena parte de su eficacia. Es por eso que nuestra tecnología ABOT controla automáticamente estos parámetros para producir en todo momento una cantidad de iones hidróxilos máxima.

Hay distintos equipos en el mercado, pero el mas fiable es el Oxymatic.

El sistema Oximatic combina dos tecnologías:

1. Ionización de unos electrodos de cobre. El cobre tiene propiedades algicidas, bactericidas y fungicidas, sin perjudicar en modo alguno al revestimiento de la piscina. 

2. Hidrólisis del agua a través de los electrodos de titanio OXIMATIC. Los oxidantes producidos tienen un efecto desinfectante superior al cloro. . El cobre tiene propiedades algicidas, bactericidas y fungicidas, sin perjudicar en modo alguno al revestimiento de la piscina.

Sistema único patentado automatizado, que produce la hidrólisis del agua. Mediante la cual, se descompone la

molécula del agua.

Por otra parte, se mantiene un residual mínimo de cobre (5 veces por debajo de lo permitido) lo que permite que el

agua sea desinfectante al mismo tiempo que esta desinfectada.

Por esto podemos indicar que es un tratamiento ECOLOGICO, sin utilización, ni creación de cloro para la

desinfección del agua2O= OH– + H+), creándose los radicales libres (OH–), un potente desinfectante natural.

El Oximatic le permitirá nadar en un agua ecológicamente sana y desinfectada.

Obtendremos un agua que podrá ser bebida sin peligro, cristalina y sin ser agresiva para los ojos, la piel, los cabellos, etc.…

 

Ventajas:

Tratamiento ecológico del agua, sin emplear cloro

Vigilancia continua de la pureza del agua de vuestra piscina

No se forma aire clorado y se evitan las corrosiones de las partes metálicas en la instalación

No se irritan los ojos ni se produce alergia en la piel

El agua es suave, ya no tendrá la piel seca después de nadar

Economiza tiempo cuando mantiene la piscina

No se gasta en cloro, sal u otros productos químicos para la desinfección del agua.

 

Tratamiento de Ultravioleta

El sistema de RADIACIÓN ULTRAVIOLETA está considerado uno de los mejores métodos para la desinfección natural y automática del agua de la piscina, alternativo o complementario al cloro, bromo u oxígeno activo, gracias al principio físico basado en que la energía que libera es germicida. El poder bactericida de los rayos ultravioleta de onda corta (UV-c) viene aplicándose con éxito desde hace décadas en el tratamiento eficaz y natural de aguas de consumo, aguas residuales, aguas destinadas a la industria alimentaria y a la fabricación de hielo, esterilización de torres de refrigeración, industria farmacéutica, piscifactorías, acuarios, horticultura... Desde hace ya bastante tiempo los sistemas UV-c también se están utilizando para la desinfección del agua de baño, principalmente en balnearios y piscinas públicas deportivas o de recreo (clubs de natación, hoteles de lujo, SPAS de gimnasios, piscinas públicas de titularidad privada e incluso municipal). Gracias al desarrollo que esta tecnología ha experimentado en los últimos años, y sobre todo gracias a la aparición de los equipos UVc de baja presión, diseñados para su uso en instalaciones privadas y cuyo precio se ha reducido considerablemente, cada vez más propietarios de una piscina unifamiliar están optando por instalar un equipo de ultravioletas para la desinfección natural y automática del agua de su piscina. Sin embargo este sistema no goza aún de la popularidad que tienen otros sistemas como la electrólisis salina, a pesar de su mayor eficacia y de las extraordinarias ventajas que ofrece frente a los tratamientos tradicionales con cloro.

PRINCIPIO DE FUNCIONAMIENTO DE LOS EQUIPOS DE RADIACIÓN ULTRAVIOLETA

 

Situada en el espectro electromagnético entre los rayos X y la luz visible, la luz ultravioleta tiene muchas propiedades beneficiosas. La luz ultravioleta oscila entre los 100 y los 390 nm (nanómetros) y se divide en cuatro categorías principales: UV-A, UV-B, UV-C y UV de vacío. El área comprendida entre los 200 y los 295 nm es la denominada UV-c o ultravioleta de onda corta y se conoce comunmente como "región germicida". A estas longitudes de onda la luz ultravioleta atraviesa la pared celular y/o la membrana citoplasmática de los microorganismos presentes en el agua (bacterias, virus, hongos, protozoos y algas) alcanzando y alterando el material genético contenido por las células (ADN). El profundo desorden bioestructural inducido por esta radiación interfiere en el desarrollo y la capacidad de reproducción de cualquier tipo de microorganismo, volviéndolo inofensivo para la salud de los bañistas. Para reproducir la luz UV-c y aprovechar al máximo su potencial germicida, los equipos de ultravioletas utilizan una lámpara especial tubular de cristal de cuarzo (semejante en apariencia a los tubos fluorescentes), que contiene vapor de mercurio. El cristal de cuarzo permite una transmisión de energía radiada UV-c del 90%, a una longitud de onda de 254 nm (muy cerca de los 265 nm que se consideran el pico de máxima eficiencia germicida). Esta lámpara se encuentra situada en el interior de una cámara cilíndrica opaca y estanca, generalmente fabricada con material plástico termoendurecido o acero inoxidable, a través de la cual se hace circular el agua de la piscina. La intensidad de la lámpara (expresada en μW/cm²) y el tiempo que el agua está dentro de la cámara en contacto con la radiación UVc, son los dos factores que determinan el grado de destrucción microbiológica o la "DOSIS UV" (expresada en μWs/cm² o mJ/cm²). Para obtener la máxima eficiencia del sistema es fundamental seleccionar un equipo UV que se ajuste al caudal de agua máximo (litros/hora) que es capaz de impulsar la bomba de filtración y a las características de la instalación hidráulica y no tanto al volumen de la piscina.

VENTAJAS DEL SISTEMA DE RADIACIÓN ULTRAVIOLETA

Una de las principales ventajas que ofrece el sistema de radiación ultravioleta es el método empleado para destruir los microorganismos patógenos. Al tratarse de un proceso físico (luz), se reduce hasta en un 80% la necesidad de añadir productos químicos a la piscina, lo cual repercute en un agua de baño equilibrada y más natural (el proceso no altera el pH del agua ni otros parámetros importantes como la dureza o la alcalinidad). Esto significa un importante ahorro en los costes de mantenimiento de la piscina (lo que por sí mismo ya justifica plenamente la inversión inicial que requiere la instalación de un ESTERILIZADOR UV-c) y una importante disminución de las necesidades de transporte y almacenamiento de productos químicos en nuestro hogar, que pueden representar un peligro para los más pequeños.A esto hay que añadir la automatización en el proceso de desinfección del agua que obtenemos cuando se instala un ESTERILIZADOR UV-c y su facilidad de manejo. El equipo, una vez instalado por personal técnico cualificado, no precisa ninguna intervención o ajuste por parte del propietario: no es necesario programar o manejar complicados menús de configuración, ni realizar calibrados de ningún tipo, ni estar pendientes del estado de electrodos, sondas, inyectores... El sistema se pone en marcha e inicia el proceso de desinfección automáticamente cuando lo hace el motor de la depuradora.

CONSIDERACIONES A TENER EN CUENTA ANTES DE INSTALAR UN ESTERILIZADOR UV Aunque el agua que retorna a la piscina, una vez depurada y expuesta a la radiación UV-c, está totalmente esterilizada (se podría beber sin ningún riesgo para la salud), es recomendable el uso de un desinfectante residual complementario para garantizar una desinfección permanente del agua dentro del vaso mientras el equipo UV permanece apagado. Este desinfectante puede ser CLORO, BROMO u OXÍGENO, y sólo se necesita una pequeña cantidad, por lo que el consumo de productos químicos en la piscina puede verse reducido hasta en un 80%. A mayor número de horas de funcionamiento del sistema ultravioleta, menor consumo químico.

Tratamiento de Ozono

Como desinfectante es sin duda la mejor opción posible. Por sí solo es un floculante natural además de un potente antialgas, con lo cual ya nos está suponiendo un ahorro de mantenimiento en productos químicos. Posee un poder de esterilización unas tres mil veces superior al cloro destruyendo un número mucho más elevado de microorganismos que el cloro no puede eliminar. Además, no deja residual químico ya que dura disuelto en el agua entre 20 y 30 minutos. Elimina los problemas típicos del cloro como pueden ser irritaciones, escozores o malos olores sin dejar ningún tipo de subproductos ya que finalmente se descompone en oxígeno colaborando a oxigenar las instalaciones. Debido a que el ozono tiene un efecto breve en el agua, de unos 20 minutos, es necesario añadir un pequeño residual de cloro. Pero no nos confundamos, este tratamiento no es un complemento a la cloración, es una alternativa. El hecho de añadir una pequeña cantidad de cloro libre no quiere decir que vayamos a tener los problemas que normalmente el cloro nos produce. Por un lado, la cantidad añadida sería de apenas un 5% respecto a la usada normalmente. Por otro lado, hay que recordar que los problemas del cloro en la piscina surgen de la formación de compuestos organoclorados que el ozono destruye inmediatamente. Por tanto, en un tratamiento con ozono evitamos el cloro combinado en la piscina responsable del mal olor, irritaciones y que apenas tiene propiedades desinfectantes. Es decir, esa pequeña cantidad de cloro a añadir la tenemos en la piscina como cloro libre aportando un pequeño residual desinfectante inapreciable en el baño. Supone sin duda una excepcional opción de tratamiento y no es exclusiva para piscinas públicas o de gran tamaño sino que es perfectamente aplicable a pequeñas piscinas particulares. No cabe duda que supone una inversión algo mayor que el resto de tratamientos, pero el salto de calidad es enorme siendo su uso todo ventajas. Dentro de este tratamiento, puede controlarse el nivel de ozono en la piscina mediante sistemas de control similares a los usados para el tratamiento con cloro actuando sobre la producción del equipo para obtener los niveles de concentración adecuados desde un punto de vista de seguridad y de calidad del agua.

Ozono + ionización cobre plata

Habíamos visto que el ozono es el mejor aliado para el tratamiento de la piscina debido a su alto poder desinfectante y oxidante en un espacio de tiempo muy reducido. Su única pega respecto al cloro es su corto periodo de permanencia en el agua con un tiempo de vida media de aproximadamente 25 minutos, debido a ello es necesaria la adición de algún residual desinfectante para asegurarnos una depuración correcta. Generalmente suele hacerse con una pequeña cantidad de cloro que será inapreciable para el bañista pero nos asegurará una calidad de agua excelente. Sin embargo, una adición de cloro origina cambio en el pH por lo cual a esa cantidad de cloro a añadir corresponde otra pequeña cantidad de ácido para el control del pH.

Así que si lo que queremos es evitarnos el engorroso y a veces poco seguro, manejo del cloro, el ácido y cualquier tipo de producto químico y estamos dispuestos a realizar una inversión de calidad en nuestra piscina, el tratamiento con ozono más iones cobre y plata es el más adecuado. Mediante este tratamiento, los iones cobre y plata nos proporcionan el efecto bactericida residual suficiente para ser combinado con el poderoso poder oxidante del ozono. De esta forma, evitando el cloro mantenemos constante el pH no siendo necesaria su regulación y evitando el empleo de ácidos y correctores de pH. Por tanto, no habría producto químico a usar y los elementos desinfectantes estarían producidos por los equipos instalados, por una parte, el generador de ozono alimentado de aire ambiental y por otro lado el ionizador de cobre y plata mediante los electrodos correspondientes. Este sistema supone, sin ningún tipo de dudas, la mejor alternativa posible para tratar una piscina privada.

 

OTROS PRODUCTOS QUIMICOS ADICIONALES NECESARIOS PARA EL TRATAMIENTO DEL AGUA

 

Alguicidas 

Las algas son plantas acuáticas que se nutren de la materia orgánica presente en el agua. Cuando hay desarrollo de algas en el agua de la piscina, el agua se pone verdosa y se nota viscosidad en las paredes y fondo. El alguicida se debe incorporar a la piscina quincenalmente para prevenir el desarrollo de algas. La utilización de pastillas tricloro triple acción, también funciona como preventivo. También se debe añadir cuando entre agua nueva a la piscina, ya sea por recambio o por la lluvia. En el caso de algas decantadas, estas deben ser aspiradas del fondo y enviadas directamente al desagüe (posición del filtro VACIADO/DESAGOTE) para preservar la arena del filtro. 

 

Decantadores, floculantes o clarificadores 

En el agua de la piscina hay partículas de suciedad (polvo, sales, etc.) de tamaño muy pequeño que no son retenidas por el filtro de arena. Cuando sucede esto el agua se pone turbia. Los floculantes lo que hacen es agrupar las partículas pequeñas formando una con tamaño suficiente como para que decante al fondo de la piscina por su propio peso. Se debe colocar el clarificador, esperar que se distribuya bien en el agua y luego dejar totalmente apagado el equipo para que de cante. Una vez decantadas se pueden levantar con la aspiradora limpia fondos. En el caso que sea mucha la suciedad decantada se recomienda evacuar directamente al desagüe (posición del filtro VACIADO/DESAGOTE) para preservar la arena del filtro. 

Reguladores de PH

 El pH indica la acidez o la basicidad del agua.

 

En una piscina debe mantenerse ajustado entre los valores 7,2 y 7,4. Este intervalo de pH, además de conservar la instalación en óptimas condiciones, es el ideal para la piel y los ojos del bañista.

Para mantenerlo entre estos dos valores analice diariamente el pH con un estuche analizador de cloro y pH.

Si el pH es superior a 7,4 añada al agua minorador de pH. Si el pH es inferior a 7,2 añada al agua incrementador de pH.

 pH- Reductor de pH (Bisulfito de sodio). Se utiliza para reducir el pH del agua de la piscina a entre 7,4 y 7,6. Se requiere en áreas de aguas duras, si se utilizan granulado de cloro o cloro líquido. Mezclar con agua caliente en un cubo de plástico y añadir directamente a la piscina.

pH+ Elevador de pH (Carbonato de sodio). Se utiliza para elevar el pH del agua de la piscina. Se requiere el uso en piscinas o pastillas mini-maxi (ácido tricloro isocianúrica). Mezclar con agua caliente en un cubo de plástico y añadir directamente a la piscina.

 

Reguladores de Alcalinidad

Generador de alcalinidad (Bicarbonato de sodio). Se estabiliza el pH de la piscina. Es necesaria en las zonas de aguas blandas. Añadir directamente a la piscina y agitar con un cepillo de piscina que se disuelva. 

Hay incrementadores y minoradores.

 

Productos Anticalcareos

Generador de calcio (Cloruro de Calcio). Se utiliza para aumentar el nivel de calcio en las zonas de agua blanda. La escasez de calcio llevará a marbelite piscina lechada y concretas de su disolución por el agua de la piscina. Añadir directamente a la piscina y un cepillo para disolver.

Comentarios

Sin comentarios en este momento!

Deje su comentario

Domingo Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes Sábado Enero Febrero Marzo Abril Mayo Junio Julio Agosto Septiembre Octubre Noviembre Diciembre
close Shopping Cart

Nuevo registro de cuenta

¿Ya tienes una cuenta?
Entrar en vez O Restablecer la contraseña